Primeros Pasos

0

Si deseas cambiar a una dieta a base de vegetales por sus beneficios a la salud, te encontraras con la sorpresa que no tendrás que sacrificar sabor por salud.   Será también una experiencia divertida encontrar nuevas formas de preparar alimentos que estabas acostumbrado a comer desde que estabas pequeño,una y otra vez de la misma forma.  Como por ejemplo,en lugar de la clásica Lasagna (con grandes cantidades de grasa, colesterol, etc.) puedes ahora disfrutar de una Lasagna vegana hecha con “pasta” de calabacín crudo, llena de nutrientes y sabor.

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 O ¿qué te parece un Helado de Vainilla hecho con leche de almendras?

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Existen varias formas de comenzar, no hay ninguna regla a seguir todo depende de cada persona, lo único que se requiere es estar convencido de que se quiere hacer el cambio.      Hay personas que de la noche a la mañana deciden eliminar el consumo de todos los alimentos de origen animal, y hay quienes, como en mi caso, lo hacen gradualmente.   Hay diferentes motivos para hacer el cambio, como por ejemplo: razones de salud, por amor a los animales, por cuestiones religiosas, por razones humanitarias, por razones ecológicas, pero al final todas estas razones se unifican y complementan perfectamente.

El inicio se puede acompañar con lecturas de carácter científico, religioso, medicinal, filosófico, nutricional o culinario, que abundan en esta época, las hay de fácil comprensión, y también las hay para profesionales o eruditos.   En la actualidad puedes encontrar muchísima información en internet, pero tienes que saber que por cada artículo positivo sobre algún tema, encontraras casi el mismo número de artículos que digan lo contrario.   Algunas veces son tan convincentes las dos contrapartes que te dejan en un abismo de confusión, pero trata de usar tu sentido común, y consulta con personas que tengan más experiencia sobre el tema para que puedas formar tu propia opinión.

Con un poco de planeación puede ser más fácil la transición, puedes comenzar con:

  1. Elegir una alternativa de leche vegetal (almendras, cáñamo, arroz, etc.).  Encontraras más información en la sección de Sustitutos de Lácteos.
  2. Elabora una lista de por lo menos cinco de tus platillos favoritos que ya disfrutas que no incluyen nada de origen animal.
  3. Ahora, haz una lista de otros cinco platillos que preparas regularmente que pueden adaptarse a una versión vegana.  Como por ejemplo, unas fajitas en donde puedes reemplazar la carne por champiñones. En lugar de burritos de carne, burritos de frijoles,  intercambia los sándwiches de jamón y queso por pimiento y humus. Sustituye el caldo de res o pollo en todas tus sopas por caldo de verduras.
  4. Revisa mi sección de Recetas y experimenta nuevas opciones.  Encuentra por lo menos tres recetas que te gusten, y sean fáciles de preparar para que agregues a tu recetario. La mayoría de las personas, ya sean veganas o consumidoras de carne, usan generalmente una variedad limitada de recetas. Una familia promedio come solamente ocho o nueve comidas diferentes una y otra vez.    Si sigues los puntos anteriores, tendrías trece recetas para intercambiar fácilmente.
  5. Consulta la Lista de Alimentos Funcionales para que tomes más ideas para surtir tu despensa y refrigerador.
  6. Prepara un poco de comida extra que te facilitara las cosas para el día siguiente.  Por ejemplo, si cocinas unas lentejas para la comida, es bueno preparar extra para que tengas algo fácil para el lunch del día siguiente o para unos tacos o tostadas con lentejas para una merienda/cena!
  7. Agrega más ensaladas a tus comidas y vegetales frescos. Eliminar los productos de origen animal, no significa que tengas que quedarte con hambre, significa que ahora podrás disfrutar de otros alimentos que quizá antes no consumías con regularidad.
  8. Agrega jugos a tus desayunos.  Cuando digo jugos, no me refiero a los que venden enlatados, pasteurizados, con colorantes, saborizantes y mil cosas más.  Algo realmente natural que tú mismo hagas, o compres en la frutería recién hecho.   Mis preferidos para el desayuno son los verdes (pepino, hojas verdes, apio, limón, manzana verde, jengibre) y el de betabel (hojas de betabel, betabel, hojas verdes, pepino, apio, limón, jengibre).
  9. Las malteadas son una excelente idea para agregar más frutas y vegetales en una forma simple.  La más básica: Plátanos + hojas verdes + semillas o nueces + agua (puedes añadir hielo o congelar los plátanos).   Que no te asuste el color verde, acuérdate que “Verde es Vida”. Si no estás acostumbrado al sabor comienza haciendo pequeñas cantidades, para que te familiarices con toda esta nueva gama de sabores, texturas, y fragancias.

 Como. Primeros Pasos 3

Poco a poco iré subiendo todas las recetas, con cantidades exactas para que te des una idea más clara de cómo hacer cosas deliciosas.

Extra Tips

Costumbre

     Hay quienes opinan que los restaurantes de comida mexicana son una excelente opción, pero depende del lugar, en muchos de ellos usan grasa de cerdo para todo (frijoles, papas, nopales, tacos, etc.).  A mí también me gustan los de comida japonesa, mediterránea, internacional, thai, hindú, y algunos chinos.

+    Si viajas en avión, hay aerolíneas que ofrecen menús especiales, solo tienes que cambiar la información de tu perfil en la página web cuando te registras.   También puedes llevar contigo algo para comer en el camino, porque todos sabemos que la comida de los aviones no es la mejor.

 +   Si vas a viajar en coche, es más fácil. Lleva fruta (mangos, manzana, uvas, naranjas) y verdura (zanahorias, apio, brócoli, coliflor) picada en una hielera, barras energéticas, nueces, pistaches, sándwiches vegetarianos, y agua.

+    Si vas a hospedarte en un hotel, asegúrate de avisarles con anticipación que no consumes alimentos de origen animal para que tengan opciones listas para ti.

     Trata de pensar en que estas agregando alimentos y no quitando. A nadie le gusta que le quiten, pero ¡a todos nos gusta que nos den cosas nuevas!  Si decides hacer un cambio paulatino, puedes comenzar intercambiando un producto animal por alguna nueva opción.   Nuestra transición fue gradual, primero eliminamos pollo, cerdo, y res, después de un tiempo pescado y animales marinos, más tarde huevos, y por ultimo lácteos.  Todos somos diferentes, y cada quien debe hacer ajustes dependiendo de sus propios requerimientos.

     A nosotros nos dio resultado de esta forma, y ya tenemos más de diez años aprendiendo cosas nuevas. Gran parte de nuestro éxito tengo que decir, es porque siempre tratamos de comer rico, y hacemos versiones nutritivas de todo tipo de platillos. Tenemos nuestra versión de pozole vegetariano, tortas ahogadas vegetarianas, espagueti de calabacitas, galletas oreos veganas, “cheesecake” vegano; todo respetando el valor nutritivo de los ingredientes.

 Como. Primeros Pasos. Gluten Free Vegan Oreo Cookies

   Algunas personas se sorprenden de la variedad de cosas que comemos, y no pueden creer que además de rico, puedan ser nutritivas.

  Anímate a hacer un cambio, no importa que tan pequeño o grande sea, que tan despacio o rápido lo hagas, pero que sea hoy, y no mañana.  Solo te advierto, que una Alimentación de Origen Vegetal puede tener efectos secundarios que pueden ayudar a la salud y bienestar de quien la consuma y de todos los seres que habitan el planeta.

 

 

Nunca tengas miedo de tratar cosas nuevas.

Recuerda, aficionados construyeron el Arca;

profesionales construyeron el Titanic.

Anónimo