Jul
2
0

Proteína

De donde obtienen su proteina

¿Qué es la Proteína?

    La proteína se clasifica como uno de los tres macronutrientes (junto con los carbohidratos y grasas) y es una parte esencial de la nutrición. La estructura molecular de la proteína contiene carbono, oxígeno, hidrógeno y nitrógeno, mientras que las grasas e hidratos de carbono se componen sólo de carbono, oxígeno e hidrógeno. La proteína es el segundo componente en mayor proporción, siendo el agua el primero en la composición física del cuerpo y constituye aproximadamente el 20% de nuestro peso corporal. Es el componente principal de nuestros músculos, cabello, uñas, piel, ojos y órganos internos, especialmente el corazón (músculo) y el cerebro.

      Las proteínas están hechas de bloques de construcción llamados aminoácidos, que son 22. Estos aminoácidos se combinan en secuencias únicas para hacer proteínas y formar una estructura tridimensional.  Los aminoácidos se clasifican en: esenciales y no esenciales.     Los aminoácidos esenciales, son 9, no pueden sintetizarse en el cuerpo y deben obtenerse de los alimentos.  Estos son: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.  Los aminoácidos no esenciales son 13, y se pueden sintetizar en el organismo a partir de los aminoácidos esenciales y otros cofactores.  Sin embargo, el concepto tradicional de la clasificación de aminoácidos esenciales y no esenciales esta empezando a ser abandonado por algunos nutricionistas y otros profesionales de la salud.  Esto debido al argumento de que aunque el cuerpo es en teoría capaz de producir un aminoácido, realmente no significa que así lo haga en la práctica.  Ya que si falta alguno de los cofactores, (como enzimas, vitaminas, minerales, aminoácidos, etc.) el cuerpo no puede producir el aminoácido ‘no esencial’.  Por esta razón, hay quienes los denominan en general como condicionalmente esenciales.

¿Por qué es necesaria la proteína?

     Como sabemos, la proteína es necesaria para el crecimiento y el mantenimiento de los tejidos del organismo.  Como se menciono anteriormente, forma parte de los componentes estructurales del cuerpo como los músculos, cabello, uñas, piel, ojos y órganos internos.   Por lo tanto es de vital importancia durante la infancia, embarazo y lactancia.  Durante la recuperación, enfermedad y después de cirugías, heridas, quemaduras o de perdida de sangre, necesitamos mas producción de proteínas para ayudar a la regeneración de células y tejidos.

     La proteína también se utiliza en la construcción de cuatro sustancias.  Las enzimas sustancias proteicas que activan innumerables reacciones bioquímicas.  La hemoglobina proteína que contiene hierro -componente clave de los glóbulos rojos.  Es la molécula que trasporta el oxigeno a los tejidos en el cuerpo.  Las hormonas también están formadas por proteínas.  Dos de las principales hormonas son la insulina que regula el azúcar en la sangre y la hormona tiroidea, que regula nuestra tasa metabólica.  Por último, las proteínas desempeñan un papel importante en nuestro sistema inmunológico iniciando la formación de anticuerpos como respuesta a agentes extraños (llamados antígenos) en el cuerpo.  Un anticuerpo especifico esta estructurado para enlazarse con un antígeno específico y desactivarlo, contribuyendo a un sistema inmunológico fuerte y saludable.

     Las proteínas ayudan a mantener hidratadas a las células.  También ayudan a mantener los niveles de sodio en nuestro cuerpo y equilibrar el potasio, responsable de la formación de musculo y neuronas.  Este equilibrio también ayuda a que el corazón, los pulmones y el sistema nervioso funcionen correctamente.

     Las proteínas tienen la capacidad de actuar como amortiguadores y pueden ayudar a normalizar el equilibrio acido-alcalino en el cuerpo.  Para ello, ayuda a eliminar el exceso de iones de hidrogeno, que forman parte de los ácidos.  Si funcionan correctamente, el pH de la sangre se mantiene constante cerca de 7.4.

Requerimientos de proteína

     Lo que puede ser incluso más importante que la cantidad de proteína consumida, es la calidad de la proteína consumida.  Hay dos métodos que se han diseñado para medir la calidad de la proteína en los alimentos.  El primero se llama valor biológico (BV).  Esta medida se ve en la cantidad de nitrógeno que se libera de la proteína y es absorbida por el cuerpo – un gran indicador del estado de la proteína, ya que es el único macronutriente que contiene nitrógeno.  El segundo método se llama Utilización Neta de Proteínas (UNP).  Es medida de la misma manera que el BV, pero también toma en cuenta el como los alimentos son digeridos y como el cuerpo puede utilizar de forma eficaz las proteínas.  Los alimentos con menor digestibilidad pueden mejorarse mediante métodos como el remojo, germinación y fermentación.

     La Recomendación Diaria Promedio (RDA) de proteína para hombres y mujeres de 19 años de edad, en los Estados Unidos, es de 0.8 gramos por kilogramo de peso ideal corporal.  Estos requisitos aumentan a 25 gramos diarios durante el embarazo y la lactancia.  También aumentan durante las etapas de crecimiento y actividad.

     Estos requisitos se basan para mantener un balance positivo de nitrógeno en los niños e inclusive en adultos.  Como se menciono anteriormente,  la proteína es el nutriente que contiene nitrógeno.  El rompimiento y formación de proteínas es lo que determina el balance de nitrógeno en el cuerpo.  En adultos, un balance positivo de nitrógeno puede significar un exceso de proteínas, mientras que un balance negativo de nitrógeno puede resultar de una deficiencia de proteínas.

¿Cómo se metabolizan y digieren las proteínas?

     Ya que la calidad y digestibilidad de la proteína son importantes para asegurar cantidades adecuadas de proteínas, es vital entender como es digerida y metabolizada.

     La digestión de las proteínas comienza en la boca.  El masticar separa las proteínas y las prepara para ser divididas en el estomago.  En el estómago (1), las enzimas y el acido clorhídrico desdoblan las proteínas en cadenas largas de poli-péptidos (cadenas de aminoácidos).   Estas son transferidas al duodeno, en donde las enzimas del páncreas (2) convierten estas cadenas en cadenas mas cortas.  Mas adelante en el intestino delgado (3), ciertas enzimas desdoblan las cadenas cortas a aminoácidos, que son trasportados a través de la pared del intestino y llevadas al hígado (4).  El hígado es el principal sitio en donde se lleva a cabo y regula el metabolismo de los aminoácidos.

cuerpo

¿Cómo se obtiene una cantidad de proteína adecuada?

     Una dieta balanceada es extremadamente importante para garantizar que los niveles adecuados de los aminoácidos esenciales sean consumidos. Es por ello que es importante una dieta que contenga una variedad de alimentos completos saludables.  Cada alimento tiene una proporción diferente de aminoácidos.  Por lo tanto, es importante tener una comprensión de la composición de la proteína y aplicarlo en nuestra dieta.

     Proteínas completas son productos alimenticios que contienen, al menos, todos los 9 aminoácidos esenciales.  Fuentes de proteínas completas incluyen: carne, lácteos y huevos.  Las proteínas incompletas son alimentos que carecen de uno o más de los 9 aminoácidos esenciales.  Fuentes de proteínas incompletas cuando son considerados por si solos, incluyen: verduras, granos, leguminosas, nueces y semillas.

     En base a esta información, uno puede concluir que para alcanzar el nivel de proteína suficiente, tiene sentido consumir solo alimentos con proteínas completas.  Sin embargo, hay preocupación del consumo excesivo de alimentos ricos en proteínas, especialmente carne y leche, ya que contribuyen a algunas enfermedades graves; por lo tanto podemos no querer consumirlas diariamente o evitarlas por completo.

¿Qué pasa si llevamos una dieta de origen vegetal?

     Aunque la mayoría de las fuentes de proteína de origen vegetal no contienen todos los aminoácidos esenciales por si solos, pueden combinarse en un periodo de 1 o 2 días para obtener proteínas completas.  Esto requiere conocimiento y preparación por anticipado.  Para garantizar la ingesta de proteínas completas, deben utilizarse las siguientes combinaciones: granos y frijoles/legumbres, granos y nueces, granos y semillas, granos y vegetales de hoja verde, o granos y soya.  Además, hay fuentes de origen vegetal de proteínas completas.  Estas incluyen la quínoa, soya fermentada, spirulina, cáñamo, chía y arroz integral germinado.

comida

     Para más información sobre ejemplos de proteínas de origen vegetal, puedes leer el artículo sobre Las mejores Proteínas de Origen Vegetal”

 

¿Es posible consumir proteína en exceso?

     Existe la preocupación de que en los países industrializados se sobre-ingiere proteína, especialmente de carne y productos lácteos.  De hecho, en Estados Unidos el consumo recomendado diario (RDA) de 0.8 gramos de proteína por kilogramo de peso ideal es alto comparado con los 0.45 gramos recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

     El exceso de proteína, especialmente si se obtuvo de carne y productos lácteos, puede conducir a una dieta alta en grasas saturadas – resultando en enfermedades degenerativas como enfermedades cardiovasculares.  Estos alimentos también tienden a ser mas ácidos y originar que minerales como el calcio de los huesos, se tengan que utilizar para neutralizar la acidez y equilibrar el pH del cuerpo.  Si se utiliza demasiado calcio para lograr tal equilibrio, puede ocasionar condiciones tales como osteoporosis o artritis.

¿Existe el Riesgo de Deficiencia de Proteínas?

     El nombre de la enfermedad por deficiencia de proteína es kwashiorkor, una enfermedad que, en estado grave, conduce a la muerte. Esta enfermedad es más común en las poblaciones pobres y hambrientas. Aunque la deficiencia de proteína no aparece como una amenaza real en la sociedad occidental, es definitivamente posible.

     Malos hábitos alimenticios, dietas extremas, dietas baja en calorías y fuentes de proteína inadecuadas pueden conducir algún tipo de deficiencia de proteínas. Además, un consumo diario adecuado de proteína todavía puede ocasionar deficiencias si la digestión es mala.

     Los síntomas de deficiencia de proteína incluyen pérdida de peso, edema, náuseas y mareos, falta de concentración, debilidad en general, caída de cabello, anemia, sistema inmunológico débil, envejecimiento prematuro, desgaste muscular, niveles hormonales bajos, etc..

En Resumen

     Como podemos ver la proteína juega un papel fundamental en nuestra nutrición.  Y aun  consumiendo alimentos de origen vegetal podemos obtener las cantidades necesarias para la composición óptima del cuerpo, salud en general, ¡y  vitalidad!

 

Jul
2
0

Calcio

¿Mito o Realidad?esqel1

Es totalmente un mito que para tener huesos sanos debes de beber excreciones de otro mamífero. El propósito de la leche materna es alimentar a su cría y si lo piensas un poco seria extraño que un adolescente o adulto siguiera consumiendo la leche de su propia madre, entonces ¿no es todavía más difícil pensar seguir consumiendo la leche de la madre de otro? Read More

Jul
2
0

Hierro

¿Qué es el Hierro?

El hierro es un mineral vital para la salud del cuerpo humano, y se encuentra en cada célula, se une principalmente con proteínas para forma moléculas (hemoglobina-mioglobina) encargadas del transporte de oxígeno a todo el cuerpo.  También juega un importante papel para la producción de energía pues forma parte de las enzimas.   El sistema inmunológico también depende de la presencia de hierro.

Hieroo

Uno de los padecimientos que pueden presentarse por tener deficiencia de hierro es la anemia, pero cabe mencionar que no es un problema exclusivo de vegetarianos, cualquier persona puede padecerla.  Según estadísticas 3.5 millones de americanos sufren de anemia. Read More

b12

Vitamina B12

La vitamina B12 es esencial para el desarrollo de glóbulos rojos y neuronas.   Las proteínas – esenciales para crecimiento y reparación de células— están formadas por aminoácidos, los cuales no pueden ser metabolizados en ausencia de la B12.   También es necesaria para metabolizar los carbohidratos y grasas.   La carencia de vitamina B12 puede ocasionar serios daños al sistema nervioso, ceguera, demencia o sordera.    Fatiga y cosquilleo en extremidades pueden ser signos tempranos de su deficiencia. Read More

Popup By Puydi